Los mercados en Estados Unidos cayeron en este nuevo lunes negro, después de que las decisiones de varios bancos centrales para impulsar el crecimiento económico no calmaron el temor de inversores sobre las medidas de contención contra el nuevo coronavirus.

Así, el índice principal Dow Jones se desplomó 12.94% siendo su peor caída desde el lunes negro de octubre de 1987. Asimismo, el indicador S&P 500 perdió 11.98% y el Nasdaq descendió hasta 12.32%.

En Madrid, la bolsa cayó 8,27%; en Milán las pérdidas ascendieron 6,1%; en París, cedió 5,75%; en Fráncfort cayó 5,31%; y Londres perdió  4,71%.
En América Latina, la bolsa de Sao Paulo perdió 13,92%, Santiago tuvo una caída récord de 14,11%, la bolsa de Bogotá perdió 15,03% y suspendió hasta el martes% Buenos Aires se hundió 9,67% y Lima perdió 4,59%
En China sucedió lo mismo. Shanghái (-3,4%), Shenzhen (-4,83%) y Hong Kong (-4,03%). En Japón, la bolsa de Tokio cerró con baja de 2,46% y la bolsa de Australia se hundió un 9,7%.

El peso mexicano volvió a caer, esta vez más de 4%. De acuerdo con datos de Bloomberg, la moneda mexicana perdió 4.51% cerrando en promedio en 22.91 unidades por cada billete verde. la Bolsa no sufrió este lunes porque permaneció cerrada debido al día feriado.

La rebaja de emergencia de la tasa de interés anunciada el domingo por la Reserva Federal no tuvo el efecto esperado en los mercados. La Fed bajó su tasa en un punto, a una gama entre el cero y el 0,25% hasta confiar que la economía podía sobrevivir un cierre casi total de la actividad en Estados Unidos.

Por otro lado, el barril de crudo Brent caía más de 9%, ubicándose en su nivel más bajo en 4 años, debido a la gran oferta de crudo y a que la demanda que disminuye como consecuencia de la pandemia de coronavirus. El Brent del mar del Norte para entrega en mayo se cotizaba en 30,53 dólares en Londres, 9,81% menos que al cierre del viernes.

En Nueva York, el barril de WTI, perdía 7%, a 29,51 dólares, aún por encima de su último mínimo alcanzado el pasado lunes de 27,34 dólares.

En el caso de China, donde apareció el virus en diciembre de 2019 los efectos económicos son muy fuertes y la producción industrial se contrajo 13,5% en los primeros 2 meses del año, por primera vez en casi 30 años, y las ventas minoristas se desplomaron 20,5%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here