El golfista norteamericano está despierto, consciente y recuperándose en el Centro Médico Harbor-UCLA, donde fue trasladado e intervenido quirúrgicamente de las lesiones sufridas en el accidente vial sufrido la mañana del martes en California, reporta su fundación en un comunicado.

El famoso jugador conducía su auto por un tramo empinado de carretera entre suburbios costeros de Los Ángeles cuando chocó contra una señal, pasó por encima de un camellón y atravesó 2 carriles en sentido contrario antes de rebasar una barrera y caer rodando colina abajo.

El vehículo terminó sobre un costado en la ladera, y de manera milagrosa, salvó la vida, gracias entre otras cosas a que las bolsas de aire de su camioneta se desplegaron. El agente de la policía de Los Ángeles Carlos González, el primero en llegar al lugar del accidente. declaró que “el señor Woods fue muy afortunado por salir de esto con vida”.

Woods estuvo en Los Ángeles el fin de semana, como anfitrión del torneo Genesis Invitational en el campo de Riviera, donde se encargó de entregar el trofeo. El lunes y el martes tenía rodajes con su patrocinador GOLFTV, propiedad de Discovery, en los que daría consejos de juego a famosos. Se dirigía a Rolling Hills el martes cuando se produjo el accidente a las 7:15 de la mañana. Conducía un vehículo de cortesía proporcionado por el Genesis Invitational por una carretera entre suburbios de Los Ángeles.

No había evidencia inmediata de que Woods estuviera incapacitado para conducir por el consumo de alguna sustancia en el momento en que ocurrió el accidente.

De acuerdo con fuentes del hospital, Woods sufrió en el accidente lesiones significativas en su pierna derecha, por lo que se requirió de un largo procedimiento quirúrgico en el que le colocaron barras, clavos y tornillos.

El doctor Anish Mahajan, director médico del centro médico Harbor-UCLA, dijo que Tiger se fracturó los huesos de la tibia y el peroné en la pantorrilla derecha en varios puntos, lesiones que se estabilizaron con una barra en la tibia. Otras fracturas en huesos del pie y el tobillo requirieron tornillos y clavos.

En el percance no estuvo involucrado otro vehículo. No se presentaron cargos en relación con el choque, y las autoridades dijeron que no había indicios de que el deportista estuviera bajo los efectos de alguna sustancia

El fuerte accidente pone en riesgo un eventual retorno al golf de uno de los mejores exponentes de los últimos tiempos, ganador de 15 campeonatos Major y 82 victorias del PGA Tour, que igualaron el récord del circuito.

En 2008 ganó el Abierto de Estados Unidos con ligamentos desgarrados en la rodilla y 2 fracturas por estrés en la pierna izquierda. Después, tras 4 cirugías de espalda que le dejaron casi 2 años fuera del campo, ganó el Masters en abril de 2019 por quinta ocasión seguida, una victoria que sigue estando entre los grandes regresos del deporte. Ahora la cuestión no es cuándo podrá volver a jugar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here