Una persona que recogió piezas, al parecer del vehículo que manejaba Felipe, duque de Edimburgo y esposo de la reina Isabel II, el pasado jueves cuando sufrió un accidente, ha decidido subastarlas en Internet a través de la página de eBay.

Las piezas no son robadas y fueron abandonadas en el lugar del accidente “durante mucho tiempo”. Por este motivo fueron recuperadas y ahora se encuentran a la venta en la Red.

Medios locales afirman que el precio base inició en 1,25 dólares y ahora ronda las 66 mil libras esterlinas 85 mil dólares, y las personas interesadas pueden presentar su oferta hasta el 26 de enero.

El vendedor informa que el 100 % de los fondos recaudados serán destinados a la fundación Cancer Research UK, dedicada a las investigaciones sobre el cáncer, aunque no cree que el ganador de la subasta llegue a pagar la cantidad adjudicada, cosa que no le impide hacer una donación a la organización por su cuenta.

Se trata de tres fragmentos de plástico usados y que probablemente no pueden ser reutilizados. Por otro lado, el anuncio afirma que los pedazos del vehículo Land Rover del duque de Edimburgo, encontradas en el condado de Norfolken, pueden ser “claramente visibles en muchos de los videos que circulan en Internet sobre el accidente”.

El accidente se produjo cuando el esposo de la reina Isabel II impactó su auto contra otro vehículo cerca de una propiedad de la familia real en la costa de Reino Unido, ocasionando daños materiales y 2 personas con heridas menores, de las cuales, afirman, ni siquiera se disculpó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here