Los prestigiosos orfebres de Hamilton & Inches subastaron la última botella de whisky de la colección “The Glenrothes 50 años”, de la cual solo hay 50 unidades en el mundo, en 45 mil 015 euros en  un evento online celebrado el viernes en  Escocia .

Lo obtenido por la valiosa botella servirá para una causa social elegida por el pujador, y de acuerdo con la experta en whisky de “The Glenrothes”, Laura Rampling, es “la última gota” de la edición “más añeja” de la destilería.

El o la ganadora de la subasta, cuya identidad se desconoce, no solo se llevó la botella, sino que además, podrá visitar las instalaciones de The Glenrothes en Escocia, algo que según Ramplig es un “hito”, ya que normalmente “no está abierta al público”.

La subasta benéfica, que comenzó con un precio de salida de 23 mil 125 euros y en la que participaron pujantes de España, China, Hong Kong, Singapur, Reino Unido o Estados Unidos, entre otros 

La destilería fue creada en 1878, obra de James Stuart y del reverendo William Sharp, quien recaudó los fondos para llevarla a cabo. En más de 140 años de historia llegó a producir whisky para todo el mundo, aunque para Rampling, es el “carácter oculto” que rodea a la marca lo que la hace realmente especial.

El licor, madurado en barricas de roble europeo y americano de primer nivel, según Rampling, posee un “precioso e intenso” color rubí, obtenido del roble de la barrica; un olor dulce a “madera, especias, piel de naranja o jazmín” y un sabor “muy aromático” a cardamomo y semillas de hinojo.

La botella está hecha con oro de 22 quilates y fue creada por orfebres reales de Hamilton & Inches, por lo que desde The Glenrothes la califican como “la joya de nuestra corona”, elaborada artesanalmente con “técnicas de grabado tradicionales” que necesitó de “mirada experta, mano firme y herramientas específicas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here