Un funcionario tunecino reveló hoy a la agencia de noticias Reuters que Brahim Aouissaoui, el principal sospechoso del atentado del jueves en la ciudad francesa de Niza, había sido arrestado en 2016 por un acto de violencia con un cuchillo.

El agresor de 21 años de edad es oriundo de Túnez, y asesinó a 3 personas con arma blanca en la iglesia de Notre Dame de Niza, acto calificado por el presidente francés, Emmanuel Macron, como “un ataque terrorista islamista”.

Un día después del ataque, las investigaciones de la Policía francesa continúan avanzando y hay otro detenido por posible complicidad.  un hombre de 47 años, “sospechoso de haber estado en contacto con el autor”, de acuerdo con la agencia Efe, que cita una fuente judicial.

Brahim, de 21 años de edad, está hospitalizado y bajo custodia policial, después de ser herido de bala por los agentes.

Esta persona, llegó el pasado 20 de septiembre a la isla de Lampedusa en Italia, procedente de Túnez, y la pequisa se enfoca en averiguar cómo llegó a Francia desde el puerto italiano de Bari y sus “eventuales complicidades”, de acuerdo con el fiscal nacional antiterrorista, Jean-François Ricard.

El fiscal agregó que “en cuanto al autor, se encontraron un Corán y 2s teléfonos. Cerca de allí, se descubrió el arma homicida, un cuchillo de 30 centímetros de tamaño con una hoja de 17 centímetros”.

En Túnez, autoridades tunecinas informaron que investigan a Brahim, pero que no figura en la lista de la Policía como presunto militante. La familia de Aouissaoiu dijo que el joven se trasladó a Europa para trabajar y que no mostró signos de radicalización. “Ha estado rezando durante unos 2 años y medio. Se iba a trabajar y volvía a casa. No salía a socializar. Solía traer café del trabajo y beberlo en casa”, dijo la madre del sospechoso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here