Los fans de la legendaria banda de rock inglesa The Who, recuerdan con afecto este 23 de agosto a Keith John Moon, quien fuera baterista de la agrupación y que nació un día como hoy pero de 1946 en Londres. Si viviera, festejaría este viernes 73 años de vida.

Keith fue catalogado por quienes lo conocieron de niño como inquieto e hiperactivo, pero malo para la escuela, reprobando en un examen que da ingreso a exclusivos colegios de secundaria, por lo que asistió a una escuela para alumnos de bajo rendimiento. Camino a casa, iba un etudio en Ealing Road, donde tomaba clases de batería, dejando la escuela en 1961.

Moon tenía 12 años cuando ingresó a la banda local Sea Cadet Corps. Recibió lecciones de uno de los bateristas más ruidosos de la época, Carlo Little, y se unió a «The Escorts», luego a «The Beachcombers», y hacia los 17, entró a The Who, en sustitución de Doug Sandom, separado del grupo que a cambio de ello obtendría un contrato de grabación.

The Who trataba de diferenciarse de otras bandas de la época, y al terminar sus presentaciones en vivo, el guitarrista Pete Townshend y Moon, destruían sus equipos musicales. En una aparición dentro del programa de televisión The Smothers Brothers Comedy Hour en 1967, Moon cargó con explosivos uno de sus bombos y el cabello de Townshend quedó chamuscado, y un trozo del platillo quedó incrustado en el brazo del propio Keith. En otra presentación, utilizó los toms de su batería de un acrílico transparente, con el interior lleno de agua y con peces de colores en él, jugando con ellos para el público.

Muchos bateristas de rock citan a Moon como influencia en sus estilos, pero su carrera entró poco a poco en declive debido a que llevaba un estilo de vida muy destructivo. Asoló habitaciones de hoteles, casas de sus amigos y su propia casa, tirando los muebles por las ventanas y prendiéndole fuego a los edificios. Los niveles de destrucción obligaron a la banda a alojarse en los alrededores de Nueva York cuando tenían presentaciones en aquel lugar, y la práctica de volar inodoros de Keith lo llevó a ser suspendido de por vida en varias cadenas hoteleras. ​

Los actos, aunque a menudo alimentados por el abuso de drogas y de alcohol, eran la manera de expresar su excentricidad, así como también, le gratificaba recibir el escándalo público​.

La inclinación de Moon por la vida desenfrenada no sólo afectó a su vida social, sino que hizo mella en su salud. Los problemas mermaban su calidad en la batería y su rol en la banda. En la gira de Quadrophenia de 1973, en el Cow Palace en San Francisco, tomó una gran mezcla de tranquilizantes de caballo con brandy y se desmayó. Un miembro del público, Scot Halpin, completó el resto de la presentación.

La noche de su muerte el 6 de septiembre de 1978, Moon fue invitado por Paul McCartney al pre-estreno de la película The Buddy Holly Story   y después de cenar con Paul y Linda McCartney, Moon y su novia, Annette Walter-Lax, regresaron al piso donde alojaban en Shepherd Market, Mayfair.

Keith ingirió 32 pastillas de Clometiazol, sedante que le había sido prescrito para lidiar con sus síntomas de abstinencia al alcohol, mientras intentaba desintoxicarse en su propia casa. Sin embargo, está específicamente contraindicado el consumo de Clometiazol en casa y sin supervisión, debido a su adicción y al riesgo de mezclar el medicamento con el alcohol.

El Doctor le recetó a Moon un frasco con 100 pastillas, y le indicó que debía tomar sólo una cada vez que sentía deseo por el alcohol, pero no más de 3 por día. La policía determinó que había 32 pastillas en su organismo, y la digestión de 6 fue suficientes para causar su muerte, las otras 26 fueron encontradas sin disolver dentro de su estómago cuando murió.

Moon murió poco después del lanzamiento de Who Are You y fue incinerado en el Crematorio de Golders Green de Londresd. Sus cenizas fueron esparcidas en los jardines del crematorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here