El número de fallecidos tras la ruptura de un dique minero en Brumadinho, sureste de Brasil, subió a 60 y los desaparecidos son ya 297, al tiempo que las autoridades continúan los operativos de búsqueda este lunes.

El teniente coronel Flávio Godinho, portavoz de la Defensa Civil del estado de Minas Gerais, dio a conocer el último reporte de víctimas y precisó wue se elevó la cifra de desaparecidos porque “algunas familias fueron registradas y no estaban en la lista inicial”.

Adelantó que “con seguridad ese número de muertos aumentará” porque “hace pocos minutos fue encontrado un autobús cerca de la administración de Vale con algunos cuerpos, no tenemos números todavía”, dijo refiriéndose a la compañía propietaria de la mina.

Godinho indicó que el número de cuerpos identificados asimismo subió a 19 y las operaciones de rescate se reanudaron luego de que las autoridades descartaran el riesgo de resquebrajamiento de otra represa en Brumadinho, donde la noche del viernes la ruptura de un dique sepultó bajo el lodo decenas de viviendas y a centenares de personas.

Y es que la compañía Vale, propietaria de la mina Córrego donde están los diques, accionó las alarmas ante el riesgo de rotura de una presa cargada con de 3 a 4 millones de metros cúbicos de agua y cerca de 3 mil personas fueron evacuadas en medio del pánico y la confusión.

El presidente Jair Bolsonaro aceptó la ayuda tecnológica para buscar desaparecidos ofrecida por Israel, un país con el que busca estrechar relaciones.Un contingente de unos 130 efectivos israelitas y 16 toneladas de equipos llegaron por la noche a Belo Horizonte y desde este lunes participarán en los rescates.

La justicia ordenó el bloqueo cautelar de unos 3 mil millones dólares)de Vale, para el resarcimiento de daños personales y ambientales por esta nueva tragedia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here