Un nuevo conteo de las autoridades chinas citado por la agencia Reuters, apunta que se registraron otros 64 decesos en la provincia china de Hubei por el brote de coronavirus, lo que fija en 425 la cifra total de fallecimientos en 425.

A ello hay que agregar la muerte de una persona que falleció en Filipinas, y que procedía de China.

Asimismo, las autoridades informaron sobre 2 mil 345 nuevos casos de infección en Hubei, lo que lleva a 13 mil 522 el total de casos en esa provincia.

Tan solo en la ciudad de Wuhan, capital de Hubei donde se estima que se originó el virus, los muertos el lunes fueron 48, y la suma total de víctimas mortales en esa ciudad  es de 313.

El brote de coronavirus 2019-nCoV ha matado a más personas que el síndrome respiratorio agudo grave (SARS), que afectó a ese país entre 2002 y 2003.

En la mayoría de los casos, la enfermedad provocó tos, fiebre e insuficiencia pulmonar, mientras que tres cuartos de los afectados desarrollaron una neumonía bilateral.

A pesar del número de infectados, el caso de personas que se han recuperado ha superado al de fallecidos, ya que  unos 500 pacientes se han recuperado de la enfermedad en China, Sri Lanka, Vietnam y Australia.

En este estado de cosas, 2 médicos del hospital Rajavithi en Bangkok, capital de Tailandia, afirman haber descubierto una combinación de fármacos que se muestra eficaz en el tratamiento del nuevo coronavirus. Se trata de una mezcla de medicamento contra la gripe, oseltamivir, y 2 antivirales, lopinavir y ritonavir, empleados para tratar el Virus de Inmunodeficiencia Humana.

Sin embargo, los especialistas han aclarado que aún se necesitan más estudios.

La información surge luego de que trascendiera  que la Policía de Wuhan amonestó en diciembre pasado a un médico por difundir información, sin confirmar en ese momento, sobre la nueva enfermedad infecciosa originada en la ciudad.

Según el medio Sixth Tone, las autoridades hicieron pasar como propagación de rumores las primeras menciones a la enfermedad, incluso entre colegas, de lo que sería identificado posteriormente como el coronavirus. El doctor Li Wenliang, cuyo caso aparece en el medio chino, es un oftalmólogo que durante una charla digital en WeChat con antiguos compañeros de clase, se refirió la condición de una serie de pacientes de su hospital que se encontraban en cuarentena por infección. “Han sido confirmados siete casos de SARS”, aseguró Li, con el objetivo de que otros pudieran tomar medidas de precaución.

Días más tarde, la Policía se puso en contacto con Li, y le hizo firmar una carta oficial de advertencia con la que pretendía que abandonara su “conducta ilegal”. Luego de esa amonestación, el médico regresó al trabajo, pero el 10 de enero trató a una mujer contra glaucoma y ella lo contagió con coronavirus 2019-nCoV, aclarándose después que los padres del oftalmólogo también ser habían contagiado. Li recibe tratamiento en el mismo hospital donde trabaja.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here