La Comisión Nacional de Derechos Humanos pidió en un comunicado la aplicación de medidas cautelares derivadas del ataque perpetrado el lunes por parte de un grupo armado en el Rancho La Mora, comunidad mormona localizada en los límites de Chihuahua con el Estado de Sonora, cuando vehículos que se trasladaban en caravana fueron atacados por sujetos armados.

Señala que uno de los vehículos se incendió por lo que murieron calcinados una mujer y 4 menores de edad, integrantes de la familia LeBarón, por lo cual la CNDH condena esos hechos y expresa sus más sentidas condolencias a familiares de las víctimas y su solidaridad a la comunidad a la que pertenecen.

El activista Julián LeBarón mencionó a personal de la Comisión que por la noche fueron localizados más cadáveres, por lo que ascendió a 9 el número de personas asesinadas y varias lesionadas.

Por tales hechos, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos requiere a las autoridades de Chihuahua y Sonora medidas cautelares a fin de salvaguardar la vida, integridad y seguridad de los integrantes de la familia LeBarón y brindar atención médica a quienes resultaron lesionados. También realizar la búsqueda exhaustiva y localización de al menos un menor de edad que aún se encuentra desaparecido.

La gravedad y la saña del ataque perpetrado denota el nivel de riesgo en el que se encuentran muchas regiones del país, donde miles de personas están expuestas a la violencia criminal que parece no tener fin y que requiere de la intervención de los 3 niveles de gobierno para lograr la pacificación por la vía del derecho, logrando la tranquilidad y la seguridad de toda la población.

La CNDH añade que se solidariza con la comunidad LeBarón y dará seguimiento a las investigaciones a fin de que los hechos no queden impunes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here