El portal especializado Phone Arena publicó una lista de modelos de smartphone de 2018 que emiten la mayor cantidad de ondas electromagnéticas, que pueden ser nocivas para la salud.

La clasificación está basada en la tasa de absorción específica que calcula la potencia máxima con que un campo electromagnético es absorbido por un tejido vivo. Se mide por unidades de vatios por kilogramo y depende en gran medida de la parte del cuerpo que esté expuesta al campo.

Los móviles con una SAR elevada se consideran potencialmente más peligrosos, y la publicación señala que, aunque esta medida es un estándar “antiguo y obsoleto” pues el método se concibió en 1996, cuando no había teléfonos inteligentes, proporciona una noción de posibles efectos negativos que determinado teléfono puede provocar sobre el cuerpo humano.

El informe detalla que asegura que el dispositivo Google Pixel 3 XL registró la mayor tasa de absorción, con un valor de 1,35 W/kg para la cabeza y 1,19 W/kg para el cuerpo, en tanto que el segundo lugar lo ocupó el Google Pixel 3 con un indicador de 1,34 W/kg tanto para la cabeza como para el cuerpo y el modelo OnePlus 6T alcanzó una tasa de 1,34 W/kg para la cabeza y 1,19 W/kg para el cuerpo.

El ‘smarphone’ LG V40 aparece en cuarto lugar con 1,27 W/kg y 1,28 W/kg de absorción en la cabeza y el cuerpo respectivamente.

En cambio, de los 14 aparatos que incluye el ranking, el Sony Xperia ZX3 tiene la SAR más baja de todas: 0,14 W/kg, lo que lo convierte en el equipo más seguro del mercado en 2018: el LG G7 también resultó uno de los menos nocivos, con 0,22 W/kg si es usado en la cabeza.

Los teléfonos Samsung Galaxy Note 9, S9 y S9 Plus, tienen valores menores a 0,40 W/kg y también clasifican entre los menos perjudiciales.

Los modelos de iPhone XS Max, XS y XR, también aparecen en la lista, y sus cifras son más altas que en otros años, pero se encuentran “dentro de los límites legales”. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here