Estados Unidos cayó al segundo lugar detrás de Singapur en el informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, hecho atribuible en parte a las guerras comerciales del presidente Donald Trump, y aunque el informe señala que la Unión Americana “sigue siendo una potencia innovadora” y segunda economía más competitiva del mundo, han surgido señales de problemas, según el  Foro.

El Foro Económico Mundial, organizador de la reunión anual de empresas y élites políticas en Davos, publica un informe anual de competitividad desde 1979, que evalúa qué economías están bien situadas para lograr aumentar su productividad, y su directora general, Saadia Zahidi, explicó que “es importante asegurar que los países estén abiertos al comercio”, a propósito de las políticas de Trump.

Señaló la falta de “datos concretos” sobre el impacto de los aranceles estadounidenses a varios de sus principales socios comerciales, ya que la lista de productos afectados sigue siendo reducida en comparación con el comercio general.

El WEF mide la competitividad de 140 economías usando 98 indicadores repartidos en 12 grupos, que incluyen las instituciones, las infraestructuras, la estabilidad macroeconómica o la capacidad de innovación y en el caso de México, se ubica en el lugar 48 como la segunda economía más competitiva de América Latina y el Caribe, sólo por debajo de Chile, que tiene el lugar 33.

Pese a que la calificación de México aumentó de 64.6 a 64.9, su posición en el ranking bajo de la 46 a la 48, toda vez que Bahréin, Kuwait y Hungría presentaron mejoras significativas y produjeron un desplazamiento relativo.

Los datos del índice del WEF reflejan el desempeño entre 2013 y 2018, ya que la mitad de las variables corresponden a información generada antes de 2019, y de la totalidad de las 103 variables que se evalúan para elaborar el Índice de Competitividad Global, 56 son datos duros y 47 de percepción, obtenidos mediante una encuesta de opinión ejecutiva.

Sólo 5 de las 56 variables de datos duros corresponden a mediciones de 2019. En  términos de calificación, México mejoró en 9 de 12 pilares: instituciones; adopción de TICs; capacidades; mercado de bienes; mercado laboral; sistema financiero; tamaño del mercado; dinamismo de negocios; y capacidad de innovación.

México logró sus mayores avances en los pilares de “adopción de TICs” (3.7 puntos más), “mercado laboral” (1.4 puntos más) e “instituciones” (0.6 puntos más), en los que también mejoró su posición, y de acuerdo con la Secretaría de Economía, la competitividad de México está impulsada en gran medida por su entorno macroeconómico estable y el gran tamaño de su mercado, además de que su dinamismo empresarial sobresale en la región.

Singapur ascendió al primer lugar 1 del ranking con una mejora en su marcador a 84.8 puntos, comparado con los 83.7 puntos de Estados Unidos en segundo sitio. Hong Kong, Países Bajos y Suiza completaron el Top 5 de los países más competitivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here