Una alerta de las autoridades chinas de que unas alas de pollo importadas de Brasil dieran positivo por COVID-19, derivó en dudas sobre si podemos contagiarnos a través de los alimentos, en este caso los congelados.

La doctora Maria Van Kerkhove, epidemióloga líder de la Organización Mundial de la Salud explicó que entre los más de 100 mil paquetes inspeccionados encontraron menos de 10 infectados y recordó que junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, se publicaron directrices para las personas que tratan este tipo de alimentos.

El doctor Michael Ryan añadió que las personas ya están suficientemente asustadas con la COVID-19, por lo que es importante hacer un seguimiento de cerca de estos hallazgos para que la gente continúe con sus vidas cotidianas sin más temores.

“No hay problema con la cadena alimentaria, por ahora ya hay suficientes problemas… Seguiremos investigando la situación, pero no hay evidencias de que la cadena alimentaria esté participando en la transmisión de este virus

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here