La cifra de muertos por una explosión en un ducto de Pemex en el municipio hidalguense de Tlahuelilpan aumentó a 98, en tanto que otras 46 personas siguen hospitalizadas, varias de ellas en grave estado, de acuerdo con el gobierno del estado Hidalgo.

Algunos de los lesionados han sido trasladados a otros nosocomios una vez evaluado su estado de salud. Entre ellos, los jóvenes de 17 años de edad, Alan Hernández y Emanuel Mendoza, enviados a Estados Unidos.

De igual forma, y en seguimiento a los informes difundidos a partir del viernes por la noche poco después de la explosión en el ducto Tuxpan-Tula, asciende a 68 la cantidad de restos encontrados en la zona del incidente.

Asimismo, solo han sido identificados los restos de 15 personas, de los cuales 14 ya fueron entregados a sus familiares, a 96 horas del desastre generado por el estallido cuando se estima que centenares de personas recolectaban gasolina de una fuga a pocos kilómetros de la importante refinería de Tula.

El último reporte de la autoridad hidalguense habla de un total de 69 carpetas de investigación.

La fiscalía de México dijo que en los próximos días llamará a declarar a funcionarios encargados de atender la enorme explosión del ducto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here