El último balance fatal tras el terremoto registrado el pasado viernes en la población turca de Elazig, es 35 muertos y más de 1.600 heridos, según el vicepresidente del país, Fuat Oktay.

Cerca de medio centenar ha sido rescatadas con vida  durante las tareas de salvamento este domingo en medio de gélidas temperaturas en esta región del país, donde se han registrado más de 600 réplicas del terremoto.

Los movimuentos telúricos mantienen en alerta a miles de residentes de esta ciudad de casi 600 mil habitantes y muchos han optado por  pasar la noche en albergues por temor a un nuevo sismo en tanto que hay quienes han preferido refugiarse en  complejos deportivos.

Los  daños materiales son cuantiosos, centenares de edificios resultaron dañados  por el sismo y al menos 76 construcciones se vinieron abajo.

Los trabajos de rescate enfrentan ahora una carrera contra el reloj en la búsqueda de sobrevivientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here