China fue el primer país en registrar un caso de coronavirus, también fue el primero en controlar en cosa de meses la pandemia de coronavirus que azota al mundo, y ahora se convierte en el primero en reportar un crecimiento económico este año.

El gigante asiático reporta que su PIB creció un 4,9% interanual en el tercer trimestre del año en curso, y aunque está por debajo de los estándares chinos que llegan a superar los 8 puntos de crecimiento económico en varios trimestres durante los últimos años, la cifra muestra que una rápida recuperación es posible si se consigue controlar al virus.

Luego de la fuerte caída de 6,8% en el primer trimestre y de un inicio de recuperación con 3,2% en el segundo, el tercer trimestre reforzó la esperada recuperación en forma de V.

La economía del gigante asiático se expandió durante los primeros 9 meses del año un 0,7%, y se acerca al 2% pronosticado para este 2020 por el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.  La cifra está muy por debajo del 6,1% del 2019 y es insuficiente para las necesidades de esta nación, pero se trata de la única gran economía que cerrará el año creciendo.

La producción industrial de la segunda economía del mundo creció en septiembre un 6,9% interanual, un 1,2% más que el mes anterior, en tanto que la inversión en activos fijos avanzó 0,8% en estos 9 meses.

Sus exportaciones siguen fuertes, en particular de productos cuya demanda ha crecido durante la pandemia (equipos de protección sanitaria, bienes electrónicos, etcétera), y sus importaciones también han crecido, aunque todavía presentan margen de mejora en un ambiente de incertidumbre, ya que la segunda oleada de contagios de coronavirus ya llegó a Europa y las economías del viejo continente podrían reducir sus comprar a China.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here