Los amantes del reggae recuerdan hoy a su ídolo, Nesta Robert Marley, conocido mundialmente como Bob Marley, en el aniversario número 74 del natalicio de su ídolo, quien vio la primera luz en St. Anns, Jamaica, el 6 de febrero de 1945.

Cantante jamaicano, figura y difusor de la música reggae, mezcla de ritmos folclóricos jamaicanos, rock, rhythm and blues y soul, Bob apareció en el mundo de la música a los 15 años de edad, formando un grupo entre cuyos miembros estaba también Peter Tosh, y  2 años después Jimmy Cliff presentó a Bob Marley a un productor y grabaron su primer disco: Judge Not.

Con el nombre de The Wailing Wailers grabaron más de una veintena de sencillos de éxito a nivel nacional, entre 1963 y 1967, año en el que Marley renegó del cristianismo para abrazar la religión rastafari, movimiento político religioso caribeño que debe su nombre a Ras Tafari, el emperador Haile Selassie I de Etiopía, quien proclamaba que los habitantes de las Indias Occidentales procedían de Etiopía y volverían a su región de origen.

Ese año la banda se disolvió, y ya constituidos como los futuros Wailers, pasaron por varios sellos discográficos independientes, hasta que en 1972 firmaron contrato con Island Récords y editaron Catch A Fire,   primer L.P. reggae de grupo como tal, que recibió grandes elogios.

Otro álbum, Burnin’ se editó en 1973, incluyendo el que más tarde sería un gran éxito de Eric Clapton, I Shoot The Sheriff. Las ediciones de álbumes se sucedieron con éxito creciente, convirtiendo a Bob Marley en una de las personas más apreciadas en su país, lo que no le impidió mostrar su preocupación por las diferencias sociales de la población de la isla, al punto de ser herido por un disparo en 1976. Marley organizó conciertos de reconciliación con un éxito que todavía agrandó más su imagen pública, como músico y líder social.

En 1972 retomó su carrera de músico, y hasta 1977 editó un nuevo disco de larga duración: Exodus, que contó con 2 sencillos de éxito en Gran Bretaña, al que le siguieron Kaya y su segundo álbum en directo, Babylon By Bus.

En julio de 1977 se descubrió que se le había formado un melanoma en el primer dedo de su pie derecho; la lesión encontrada en su dedo gordo es un signo típico de este tipo de cáncer, pero Marley siguió adelante con las actuaciones programadas y no se extirpó el cáncer ni se puso en tratamiento.

Participó de forma activa en la preparación de una gira mundial que tendría lugar en 1980, y el álbum Uprising fue lanzado en mayo de 1980. Con su «Redemption Song», Bob Marley parecía estar aceptando su condición mortal y la banda concluyó una gira por Europa, dentro de la cual dieron su concierto más multitudinario, en Milán, al que acudieron unos 100 mil espectadores. Tras la gira, Marley regresó a los Estados Unidos, y su salud empeoró pues el cáncer se le había extendido por todo el cuerpo. El resto de la gira fue cancelada y Marley ingresó en la clínica alemana de Josef Issels, iniciando un tratamiento a base de evitar ciertos alimentos, bebidas y otras sustancias.

En abril de 1981 le fue otorgada la Orden del Mérito de Jamaica, la tercera mayor honra de la nación, en reconocimiento a su contribución a la cultura del país, pero Marley no pudo estar presente. Tras 8 meses luchando sin éxito contra el cáncer, Bob tomó un avión de regreso a Jamaica, y durante el vuelo desde Alemania, sus funciones vitales comenzaron a fallar. Tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital y murió en el Cedars of Lebanon Hospital, ahora Hospital Universitario de Miami, el 11 de mayo de 1981, a la edad de 36 años.

Las últimas palabras fueron a su hijo Ziggy Marley le dijo: “El dinero no puede comprar la felicidad”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here