La Organización Mundial de la Salud informa este jueves que la cifra de víctimas mortales por la fiebre hemorrágica del Ébola en el país africano de Guinea aumentó a 5.

El informe apunta que “de los 7 casos fallecieron 5 personas. (cuatro posibles y uno confirmado). Los otros 2 casos confirmados están de momento aislados en establecimientos médicos en Conakri y Gouécké, en la región de Nzérékoré”, precisa la OMS.

Al 15 de febrero, fueron rastreados 192 contactos de los contagiados y ninguno de ellos ha abandonado el país. Sin embargo, Nzérékoré es la segunda ciudad más grande de Guinea, a donde llevan las carreteras de Liberia y Costa de Marfil.

El organismo de Naciones Unidas explica que “pese a las restricciones al movimiento impuestas por la pandemia de COVID-19, algunos desplazamientos continúan, lo que conduce al riesgo de propagación del ébola. En ese sentido, es crucial que los países vecinos evalúen su disposición y tomen medidas preventivas”.

Según la OMS, el riesgo “particularmente alto” de expansión del virus consiste asimismo en la falta de información sobre el alcance, continuación y origen del brote en el país, así como por el hecho de que la cepa del virus todavía no haya sido identificada.

El 14 de febrero, el Ministerio de Salud de Guinea declaró el inicio de la epidemia de ébola en Gouécké, ubicada en el sudoeste del país, y de acuerdo con la OMS, el nuevo brote resurgió en Guinea por primera vez desde 2016.

La variante del ébola que provocó el nuevo brote de la enfermedad en la República Democrática del Congo es la misma que se detectó en la provincia de Kivu del Norte en 2018-2020, informó la directora regional de la Organización Mundial de la Salud para África, Matshidiso Moeti

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here