La Corte del Distrito de Tokio decidió extender 10 días más el arresto del exjefe de Nissan,  Carlos Ghosn, a solicitud de la Fiscalía que lleva el caso, con el fin de que los fiscales investiguen a fondo la acusación de abuso de confianza contra Ghosn.

El ejecutivo habría causado a la empresa una pérdida por 16 millones de dólares en 2008 y ahora permanecerá recluido al menos hasta el 1 de enero en el centro de detención de Tokio.

Ghosn y otro ejecutivo, Greg Kelly, fueron detenidos el pasado 19 de noviembre acusados de haber subvalorado los ingresos de Ghosn en el período 2011-2015, mientras otras acusaciones similares siguen bajo escrutinio de los investigadores.

La extensión de la detención solo aplica a Ghosn, un día después de que la corte rechazara la solicitud de los fiscales de aplicar la misma medida a Kelly.

Las autoridades tienen como líneas de investigación la sospecha de que Goshn  y Kelly declararon solo la mitad de los ingresos de Ghosn, asimismo, que subrepresentó su salario entre 2011-2015, en un aparente intento por evitar las críticas por lo elevado de sus ingresos, y que había pérdida generada por el abuso de confianza.

Hasta ahora, los fiscales han presentado cargos solo por las primeras acusaciones, y Ghosn se encuentra detenido en un centro penitenciario del norte de Tokio, donde ha protestado por el pequeño espacio en el que se halla, así como por el menú, basado en arroz.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here