La elección presidencial en Estados Unidos está a la vuelta de la esquina, y a poco más de 2 semanas de los comicios, hay un incremento de contagios de coronavirus en entidades clave para el resultado.

Lo mismo funcionarios electorales que votantes temen exponerse al virus en las casillas, y cada vez son masos norteamericanos que ya ejercieron su derecho al voto

Más aún, Estados como Iowa y Wisconsin, muy importantes en el conteo final, enfrentan los temores de trabajadores en las urnas que están infectados, en cuarentena o asustados por un eventual contagio.

Otros estados bisagra para la elección presidencial de noviembre son Michigan, Minnesota, Pensilvania y Ohio, en dónde también van en aumento los contagios

Wisconsin rompió récords de casos nuevos, muertes y hospitalizaciones, lo que llevó a la apertura de otro hospital y el gobernador Tony Evers dijo que planea activar la Guardia Nacional en el estado para cubrir cualquier vacante en los sitios de votación.

En Iowa, la auditora del condado Scott Roxanna Moritz abrió sitios adicionales para votaciones adelantadas en Davenport, para tratar de reducir el número de personas depositando boletas el Día de la Elección y prevenir que el virus se propague en precintos grandes..

En algunos estados, votar temprano conlleva riesgos de salud, y votantes en Georgia, Texas y otras partes encontraron colas de horas, en tanto que en Georgia, casi una cuarta parte de los trabajadores de un almacén que resguarda material electoral y equipo de votación dieron positivo del coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here