Estados Unidos se retiró oficialmente de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en el primer minuto de 2019, horas después de que Israel hiciera lo propio.

Ambos países, socios y aliados habían anunciado su decisión de retirarse de la UNESCO en 2017 luego de fuertes tensiones con esa agencia de la ONU, a la que habían culpan de ser proclive a lospalestinos.

Este lunes, el embajador israelí ante la ONU, Danny Danon, calificó de “corrupta y manipulada por los enemigos de Israel”, a la UNESCO, según el periódico The Times of Israel.

Dijo, que “reescribe continuamente la historia”, borrando, entre otros hechos, “la conexión judía con Jerusalén”, por lo que “no vamos a ser miembros de una organización que actúe deliberadamente contra nosotros”.

La UNESCO criticó la ocupación israelí de Jerusalén Este, y nombró antiguos sitios judíos como sitios del patrimonio palestino, otorgando además membresía a Palestina en el 2011.

En 2016, la UNESCO adoptó una resolución en la que negó todo vínculo entre Jerusalén y el judaísmo, limitándose a considerarlo un lugar único del islam.

Según The Washington Post, las salidas de Washington y Tel Aviv no tendrán un impacto financiero para la UNESCO, que ajustó sus presupuestos desde que israelíes y estadounidenses dejaron de pagar sus cuotas en 2011 tras la inclusión de Palestina como Estado miembro.

No es la primera vez que Estados Unidos se retira de la UNESCO. El gobierno de Ronald Reagan ya lo hizo en 1984, porque consideraba a la agencia mal administrada, corrupta y utilizada para promover los intereses soviéticos. Estados Unidos se reincorporó al organismo en el 2003.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here