El primer ministro japonés, Shinzo Abe, admitó este lunes por primera vez que su Gobierno contempla la posibilidad de un aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, modificando así su posición inicial sobre la necesidad de respetar el calendario programado.

Si la celebración del evento en “su forma completa” se hiciera imposible, “puede que no tengamos otra opción que considerar posponer los Juegos”, teniendo en cuenta el principio de las competiciones de dar prioridad a la salud de los atletas, dijo Abe, citado por la agencia Reuters.

Sin embargo, el jefe del Gobierno nipón declaró que la cancelación no es una opción, aunque las señales en el mundo van den sentido contrario.

Abe fijó postura horas después de que el Comité Olímpico Internacional anunciara que entablará conversaciones con las autoridades japonesas “para completar su evaluación de la rápida evolución de la situación sanitaria en el mundo y su impacto en los Juegos Olímpicos, incluido el escenario del aplazamiento”.

También se suma a las malas noticias para los Olímpicos 2020 el retiro oficial de la delegación canadiense, debido a la crisis mundial por el brote de coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here