María Sharápova, ganadora de 5 torneos Grand Slam y subcampeona olímpica de Londres 2012, dio por finalizada su carrera deportiva en el mundo del tenis.

“Tenis, te digo adiós”, escribió la atleta en un ensayo para las revistas Vogue y Vanity Fair.

​La deportista, de 32 años, relató que recibió una de las “señales” de que llegó la hora para terminar su carrera en agosto pasado, durante el Abierto de Estados Unidos, en donde sufría de una lesión en el hombro y tenía que infiltrarlo para poder “aguantar el partido”.

Sharápova subrayó que lesiones de hombro no son algo nuevo para ella, pues con el tiempo sus tendones se han desgastado y ya tuvo numerosas cirugías, incluida una el año pasado, tras la cual pasó meses en fisioterapia.

“Solo pisar la cancha aquel día pareció la victoria definitiva, aunque por supuesto debería haber sido meramente un primer paso hacia la victoria. Lo comparto no por pedir compasión, sino para pintar mi nueva realidad: mi cuerpo se ha convertido en una distracción”, constató.

María dice que echará de menos sus entrenamientos, su equipo y sus entrenadores, “apretones de manos —tanto tras victorias como derrotas— y a las atletas que, sin importar si lo sabían o no, me forzaban a ser mi mejor yo”.

“Después de 28 años y cinco títulos Grand Slam, estoy preparada para escalar otra montaña, competir en un terreno diferente”, enfatizó la hermosa deportista.

Sharapova ganó 36 torneos de la Asociación de Mujeres Tenistas y se llevó más de 38 millones de dólares en premios.

La rusa jugó 816 partidos, de los cuales ganó 645 y en  agosto de 2005 por primera vez encabezó el ranking de la WTA, donde ahora se sitúa en el puesto 373.

La rusa surgió en 2004 cuando, con 17 años, derrotó en la final del Wimbledon a Serena Williams convirtiéndose en la primera rusa en conquistar el trofeo del torneo más emblemático de tenis.

A mediados de 2016 la Federación Internacional de Tenis anunció la suspensión por dos años de Sharápova por el uso de meldonium, un medicamento para el corazón que mejora el flujo sanguíneo y permite que los atletas se recuperen más rápido, por lo que en enero de ese año se había incluido en la lista de sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje.

Tras conocer la sanción, la tenista rusa comunicó su intención de apelar al Tribunal de Arbitraje Deportivo, que finalmente le rebajó la pena a 15 meses y pudo regresar a las canchas en abril de 2017.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here