A medio año de que se llevará a cabo el último partido de la Copa Libertadores en Sudamérica, el balón rodará de nuevo este martes pese a que varios países de la zona registran aún un número importante de casos de coronavirus,

Aún cuando algunos equipos reportan contagios en sus plantillas, esta añeja competencia de clubes sudamericanos se reanuda luego de que el 12 de marzo se jugó el último partido del certamen y en ese entonces, el virus no penetraba en Sudamérica como ya golpeaba otras regiones del mundo.

Hoy día, se reanudan las acciones en momentos que Brasil, Perú, Colombia y Argentina aparecen entre los países con más contagios reportados de COVID-19, en el orbe. Los partidos de este martes son Jorge Wilstermann de Bolivia ante Atlético Paranaense de Brasil y Colo Colo de Chile frente al Peñarol de Uruguay en lo que será apenas la tercera fecha de la fase de grupos.

Hay equipos que llegan a la Libertadores en gran desventaja: en algunos países el torneo local tiene semanas de reanudado y en otras naciones no ha habido actividad o está por iniciar, por lo que unos clubes tienen la ventaja sobre otros, cosa que nunca había sucedido.

Las ligas de Argentina, Bolivia y Venezuela todavía no se reactivan, y River Plate,  subcampeón 2019, visita al Sao Paulo el jueves, lo que otorga a los amazónicos una indiscutible ventaja pues River no juega desde el 11 de marzo  y no han jugado ni un partido amistoso.

Otro caso es el de Boca Juniors, quien llega con mucha desventaja a su duelo ante Libertad de Paraguay el jueves en Asunción. Apenas hace unos días, varios jugadores boquenses se contagiaron de coronavirus

Un ejemplo más es el del venezolano Estudiantes de Mérida, cuyo entrenador Martín Brignani no puede salir de Argentina por falta de vuelos y no se sabe si estará en el banquillo de su equipo el miércoles ante Alianza Lima de Perú.

Los planteles con no más de 50 personas viajarán en vuelos privados costeados por CONMEBOL, que lleva repartidos más de 80 millones de dólares entre cada una de sus asociados para enfrentar la pandemia. De acuerdo al protocolo médico elaborado por la entidad sudamericana, los equipos participantes deberán someterse a hisopados en un plazo no mayor a los cinco días antes del partido. De todas formas, la CONMEBOL podrá disponer estudios adicionales.

Los conjuntos visitantes deben permanecer no más de 72 horas en sede rival. Antes de cada partido, se controlará la temperatura de los jugadores. Si al momento de jugar un equipo no puede presentar un mínimo de siete jugadores, se le dará por perdido el partido 3-0. (AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here