Como se preveía, el saldo de muertos en la  serie de atentados terroristas que sacudieron Sri Lanka el pasado domingo subió a  321, informan autoridades del país asiático. 

Medios locales citan reportes policíacos y precisan que el número de heridos  es de cerca de 300.

Asimismo, la Policía ha arrestado a 40 personas tras las explosiones del domingo en iglesias y hoteles. 

El grupo yihadista Estado Islámico reivindicó los ataques y en un mensaje difundido a través de su agencia propagandística Amaq, afirma que “los autores de los ataques contra los ciudadanos de los países de la Coalición  y los cristianos en Sri Lanka de anteayer son combatientes del EI”

El presidente del país, Maithripala Sirisena, decretó el estado de emergencia en todo el territorio nacional desde la medianoche del  lunes.

Dicha ley de emergencia nacional, que otorga a la Policía y al Ejército nuevos poderes para detener e interrogar a sospechosos sin la aprobación de un tribunal. 

También se siguen investigando posibles implicaciones extranjeras en los atentados, dada la sincronía con la que fueron ejecutados. 

El Ministro de Defensa, Ruwan Wijewardene, dijo que los atentados en Sri Lanka fueron una represalia por el ataque contra los musulmanes en Nueva Zelanda el pasado 15 de marzo cuando un supremacista blanco asesino a 50 fieles en 2 mezquitas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here