La cantidad de franceses que se ven obligados acusar cubrebocas para prevenir contagios de Covid-19 es cada vez mayor.

Cada vez más poblaciones del país europeo, chicas o grandes, ven como las autoridades ordenan el uso de mascarillas y esto no es excepción para las zonas turísticas.

 Es el caso de la zona exclusiva de Saint-Tropez donde desde este sábado se empezó a exigir el uso de cubrebocas al aire libre, en una ciudad glamorosa que es conocida por sus fiestas y sus playas.

En Saint-Tropez, incluso hubo  restaurantes tuvieron que volver a cerrar durante 2 semanas después de que algunos empleados dieran positivo al virus.

La policía entrega cubrebocas gratis a los turistas, y habrá multa de 135 euros a quienes tengan más de 11 años de edad y no porten una desde el lunes 10 de agosto.

El gobierno va endureciendo las medidas de higiene luego de que apenas el pasado viernes, se reportaron más de 2 mil  nuevos casos de Covid-19, el mayor aumento de contagios en un día,  desde mayo.

El rebrote de coronavirus se produce en momentos en los que transcurren las vacaciones de verano de Francia, cuando muchos  turistas se van a la playa,  t a festejos con familiares y amigos.

Los habitantes de Marsella y sus visitantes también deben usar  mascarillas al aire libre y se estima que las autoridades de la capital, Paris,  anunciarán medidas similares en los próximos días.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here