La nave espacial israelí Beresheet, que ingresó el pasado 5 de abril en la órbita de la Luna, no logró alunizar en la superficie de nuestro satélite.

Hace unas horas, se hizo pública la última foto de la nave espacial israelí Beresheet antes de estrellarse contra la Luna y la última que registró antes de destruirse cuando trataba de posarse en la superficie lunar.

La nave descendía demasiado rápido, a 134 metros por segundo, y se estrelló contra la superficie lunar.

Beresheet fue lanzada hace seis semanas a bordo del cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX, propiedad de Elon Musk.

“Definitivamente nos estrellamos contra la superficie de la Luna”, afirmó Opher Doron, gerente general de la división espacial de la compañía estatal Israel Aerospace Industries, que gestionó el proyecto.

Doron confirmó que el motor principal de la sonda falló, tras lo cual la nave perdió el contacto con el centro de mando en Israel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here