La Vuelta a España ya tiene nuevas fechas oficiales. En principio debía disputarse en septiembre antes de que estallara la pandemia del coronavirus y ahora comenzará el 20 de octubre en Irún para terminar el 8 de noviembre en Madrid después de un recorrido con 18 etapas.

Un nuevo emplazamiento en el calendario rediseñado por la UCI que empalma la carrera española con el Giro de Italia, del 3 al 25 de octubre.

De no haber ninguna modificación, los ciclistas deberán elegir entre correr la carrera española o la italiana, que junto al Tour de Francia son las pruebas ciclistas de más prestigio.

Con los cambios de fechas, la 75º edición de la La Vuelta será la más tardía de la historia dentro del año de competición. Anteriormente, la carrera de 2001 ostentaba ese récord, cuando la carrera acabó el 30 de septiembre.

Normalmente el Giro era la primera de las tres grandes que se disputaba, habitualmente mayo, la ronda francesa se iniciaba en julio y finalmente la Vuelta se corría en septiembre.

“Tenemos que tratar de hacer de la necesidad una virtud y aprovechar las oportunidades que nos brinda este nuevo paradigma. Gozamos de una gran posición en el calendario y esperamos poder contar con una participación de excepción”, explicó en un comunicado el director de la carrera, Javier Guillén.

Con el nuevo calendario de la UCI, la grande española se correrá después del Tour de Francia, que se disputará del 29 de agosto al 20 de septiembre, y tres semanas después de Mundial de Ciclismo en Ruta de Suiza, que será del 20 al 27 de septiembre. (Vanguardia)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here