Días después de generar críticas generalizadas por llevar a cabo una quema de libros de Crepúsculo y Harry Potter porque los calificaba de “sacrílegos”, el sacerdote polaco Rafal Jarosiewicz responsable del hecho, se disculpó por esa acción.

Jarosiewicz uso la página Facebook de la fundación “SMS de los Cielos”, que organizó la ceremonia de la quema, para expresar que “haber quemado los libros y otros objetos fue un acto desafortunado”

De acuerdo con el sacerdote polaco, “no se trataba de burlarse de ningún grupo social ni de ninguna religión y tampoco apuntaba a los libros ni a la cultura. Si alguien entendió así mi acto, me disculpo sinceramente”.

El prelado y otros 2 sacerdotes católicos quemaron en público el pasado domingo en la ciudad portuaria de Gdansk, libros de las sagas Harry Potter y Crepúsculo (Twilight) por considerarlas sacrílegos.

Para Jan Kucharski, exorcista y cura de la parroquia de Nuestra Señora Madre de la Iglesia en Gdansk, “no se trataba de quemar los libros sino objetos asociados a la magia y el ocultismo.

Además de libros, había objetos como amuletos y talismanes traídos por los fieles. Es tiempo de poner orden”. (con información de AFP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here