El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó esta mañana de viernes en su cuenta de Twitter que canceló el ataque contra Irán porque este produciría víctimas mortales.

En sus mensajes matutinos en redes sociales, señaló que optó por no atacar objetivos iraníes porque habrían muerto 150 personas.

De acuerdo con The New York Times, el presidente Trump, aprobó varios ataques contra Irán a raíz del derribo de un dron de su país por parte de la Guardia Revolucionaria, pero retrocedió de manera repentina.

Según las fuentes del diario, el mandatario “aprobó inicialmente ataques contra objetivos en Irán, como una estación de radar y baterías de misiles”, que acabó suspendiendo.

El periódico citan altos funcionarios de la Administración Trump, que hasta la tarde del jueves “los oficiales militares y diplomáticos esperaban un ataque, luego de intensas discusiones y debates en la Casa Blanca entre los principales funcionarios de seguridad nacional del presidente y líderes del Congreso”.

Un alto cargo familiarizado con el asunto señaló al periódico que “la operación estaba en marcha en sus primeras etapas cuando fue cancelada”. “Los aviones estaban en el aire y los barcos estaban en posición”.

Un dron RQ-4 Global Hawk estadounidense fue derribado por Irán cerca del estrecho de Ormuz, en lo que los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán califican como una violación del espacio aéreo del país.

Teherán sostiene que la aeronave de vigilancia había ingresado a sus aguas territoriales en la provincia de Hormozgán al momento de su derribo, pero Washington afirma que en ningún punto de su trayecto el dron salió del espacio aéreo internacional.

Por su parte, Donald Trump sugirió que el incidente pudo haber sido involuntario y obra de alguien “relajado y estúpido”, pero afirmó que en el país persa cometieron “un error muy grande” con esta acción.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here