Mientras un número considerable de dirigentes mundiales buscan un acuerdo para incrementar la lucha contra el cambio climático en la cumbre de la ONU, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se dedica as cosas más de él como mofarse de sus detractores.

Trump prefirió burlarse de la joven activista sueca Greta Thinberg, quien en su discurso en el evento, reprochó a la clase política su pasividad al respecto.

“Miráis a la gente joven en busca de esperanza, ¿cómo os atrevéis? Habéis robado mis sueños y mi infancia con vuestras palabras vacías”, espetó Greta a los líderes políticos en el inicio de la Cumbre de Acción Climática de la ONU este lunes.

Trump, contrario a los esfuerzos mundiales para combatir el cambio climático, subió a su cuenta de Twitter el discurso de la nórdica y se burló de ella.

Parece una joven feliz aguardando con esperanza un brillante y maravilloso futuro. ¡Qué agradable verlo!”, escribió el magnate.

La joven incluso lloró emocionada en un pasaje de su discurso en Naciones Unidas: feliz, lo que se dice feliz, no estaba.

De hecho, no estaba programado que el norteamericano asistiera al a Cumbre sobre el Clima, pero se aventuró a acudir unos minutos para evitar seguir aislado en su postura escéptica frente a la lucha contra el cambio climático. La cara de disgusto de Greta al ver pasar al magnate, fue más que evidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here