Un equipo de asesores del gobierno de Estados Unidos se reunió para analizar quienes deben en recibir la vacuna contra el coronavirus, ahora que están a la vuelta de la esquina.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización debe definir las prioridades de vacunación y todo indica que serán trabajadores de salud y residentes de casas para ancianos, los primeros en la fila.

Entre los 2 grupos, se trata más de 20 millones de estadounidenses entre una población de aproximadamente 330 millones de personas.

En estos días, la Administración de Alimentos y Medicamentos considerará autorizar el uso de emergencia de 2 vacunas, una producida por Pfizer y la otra por Moderna.

Se estima que no habrá más de 20 millones de dosis disponibles de cada vacuna para finales de 2020, y se requieren 2 aplicaciones para cada producto. Ante ello, las vacunas serán racionadas en las primeras etapas.

El panel se volverá a reunir para decidir quién seguirá después,  y entre los grupos están: profesores, policías, bomberos,  trabajadores de sectores como de producción alimentaria y transporte, así como ancianos y gente con enfermedades preexistentes.

Los expertos señalaron que la vacuna probablemente no estará disponible de manera generalizada en Estados Unidos hasta la primavera.

El panel conformado por 15 expertos científicos y que fue creado en 1964 emite recomendaciones para el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que no son vinculantes, pero siempre han sido atendidas por los médicos.

A las autoridades estatales les corresponderá hacer cumplir las recomendaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here