El director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, informó que hasta este domingo se han registrado 20 muertes a causa del nuevo coronavirus COVID-19 en el país y se tienen 993 casos confirmados.

En rueda de prensa detalló que además se cuenta con dos mil 564 casos sospechosos y se han descartado a un total de cuatro mil 955. Los estados más afectados hasta ahora son la Ciudad de México y Quintana Roo.

Del total de los casos confirmados, explicó, sólo 117 personas se encuentran hospitalizadas, de estas 65 por ciento se reportan estables, 30 por ciento graves y cinco por ciento están en intubación.

“Estamos en el momento en que comienza el crecimiento exponencial de los casos y es el momento ideal para que todos nosotros mantengamos la sana distancia, es el momento de quedarse en casa”, comentó.

Señaló que si bien los focos principales de infección están en las grandes ciudades por la movilidad y cantidad de gente que vive en estos lugares, no se utilizará la fuerza pública para obligar a las personas a implantar las medidas de sana distancia.

“No estamos en un estado de decepción, seguimos y mantenemos la idea de respeto de los derechos humanos de todos y apelamos a la honestidad y la franqueza de la gente para que se quede en casa, sabemos que si esto no sucede las cosas no van a funcionar”, apuntó.

A pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo contacto con el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, quien dio positivo a COVID-19, no se considera como un caso sospechoso, indicó Gustavo Reyes Terán.

Al ser cuestionado sobre si se le haría la prueba confirmatoria del nuevo coronavirus al ejecutivo, el titular de la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad señaló que no es necesario.

“El presidente no es un caso sospechoso, no cumple la definición. No sabemos si en el momento en que hubo la cercanía entre el gobernador que ha sido positivo a COVID-19 tenía síntomas”

“Si no tenía síntomas sería poco probable que pudiera, y sobre todo si no hubo acercamiento de un metro y medio o menos, la posibilidad de que pudiera tener la infección es baja”, aseguró.

Indicó que ya en dos aeropuertos se le ha tomado la temperatura al presidente y está ha sido “completamente normal”, por lo que, mientras no tenga síntomas, no existe riesgo alguno. (con información de Notimex)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here