El Tribunal Supremo de Francia anuló la decisión de una corte de apelación que ordenaba se reanudara la alimentación e hidratación artificiales del francés Vincent Lambert, con lo cual se abre de nuevo la opción de cesar el tratamiento que lo mantiene vivo.

El dictamen del Supremo juzga incompetente a la otra corte y declara el caso cerrado lo que de alguna forma autoriza al equipo médico a desconectar a Lambert, de 42 años de edad, decisión del Tribunal que se centró en las competencias judiciales de la Corte de Apelación tras el recurso presentado por el Gobierno francés y el hospital de Reims donde es atendido Vincent

Este asunto se ha convertido en un debate más sobre la eutanasia y la familia de Lambert está dividida, pues sus padres católicos buscan que siga conectado, y su mujer y tutora legal pide poner fin a lo que califica de ensañamiento terapéutico.

El abogado de la esposa, Patrice Spinosi, dijo que ”no caben más recursos “Ya no hay más recursos posibles”, mientras que la defensa de los padres lamenta que Francia no haya respetado su obligación de defender “al débil frente al fuerte”.

El Ejecutivo y el hospital acudieron al Supremo después de que el Tribunal de Apelación ordenara el 20 de mayo pasado reanudar su alimentación artificial, horas después de que los médicos iniciaran el protocolo para suspenderla.

La situación es tal que la madre del Lambert intervendrá este lunes en Ginebra ante la Comisión de la ONU de Derechos Humanos para presentar el caso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here