Los avances en la investigación sobre la masacre contra las familias LeBarón y Langford, el pasado mes de noviembre en el estado de Sonora representan un riesgo para ellos mismos, dijo Adrián LeBarón, al término de una reunión con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y parte de su gabinete de seguridad.

Afirmó que vio compromiso del Gobierno Federal, aunque el propio presidente reconoció la dificultad del caso durante la reunión a la que asistieron el fiscal Alejandro Gertz, el canciller Marcelo Ebrard y la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero

LeBarón expresó a las afueras de Palacio Nacional que están contentos con los avances de la investigación en las que fueron asesinados 9 miembros de la familia, “aunque está a medias pero no podemos expresar, está peligroso para nosotros mismos”, dijo Adrían, a propósito de la investigación.

Adrián explicó antes de acudir a la Secretaría de Relaciones Exteriores para reunirse en privado con el canciller, Marcelo Ebrard que volverán a reunirse con López Obrador en un mes, para actualizar el avance de las pesquisas y aseguró que las autoridades están trabajando en su caso.

Agregó que “el resultado es paciencia, porque están trabajando, y yo sí estoy listo para tener paciencia porque aquí se trata de reconstruir, no de destruir. Él dice que está muy difícil y yo le doy la razón”, manifestó LeBarón, aludiendo al Presidente de la República.

De paso, aclaró que aunque han recibido apoyo de Estados Unidos al tener las víctimas nacionalidades mexicana y estadounidense, nunca solicitaron la intervención de Washington, y que “estamos diciendo nosotros que no somos enemigos de las autoridades, vamos a hacer de nuestra parte lo que se requiera”.

Julián LeBarón calificó como positivo el encuentro con el titular del Ejecutivo Federal, en la que les presentaron los avances de las indagatorias del ataque ocurrido el pasado 4 de noviembre, en el municipio de Bavispe, Sonora, en los límites con Chihuahua.

Por su parte, Sánchez Cordero agregó que hay secrecía en las pesquisas para evitar filtraciones y que se ponga en alerta a otras personas a las que se les investiga.

El canciller Ebrard afirmó a su vez que la reunión fue cordial y buena, que el presidente expresó a LeBarón su indignación por los arteros hechos de los que fueron víctimas sus familiares, y que “se les dio un reporte de la Fiscalía General de la República sobre el avance de las investigaciones hasta este momento, lo que se puede divulgar, porque no se puede dar todo, y se acordó hacer otra reunión dentro de un mes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here