El vocero del gobierno ruso, Dmitri Peskov, advirtió este lunes sobre las consecuencias de los ataques perpetrados el sábado pasado contra refinerías saudíes y apunta que pueden ser graves para los mercados energéticos, por lo que, dijo, “esperamos que la parte saudí pueda superar en breve los daños causados por este ataque”.

Pëskov también aseveró que Moscú hace un llamado a abstenerse de sacar conclusiones precipitadas sobre los responsables de los ataques a las refinerías saudíes.

En charla con periodistas, el funcionario del Kremlin dijo que “consideramos negativo el aumento de la tensión en la región y llamamos a todos los países regionales y no regionales a evitar cualesquiera medidas o conclusiones precipitadas que puedan agravar la desestabilización, y al revés, seguir la línea que ayude a reducir las tensiones”.

El vocero respondió así a la pregunta sobre las declaraciones del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, sobre la posible implicación de Irán en los ataques.

Expresó que de momento no se ha recibido ninguna solicitud por parte del gobierno saudita, y sobre la visita de Putin a Riad programada para el mes de octubre, Peskov aseguró que los ataques contra refinerías saudíes no repercutirán en los preparativos del viaje.

Por su parte, la cancillería rusa expresó a través de un comunicado que Rusia condena enérgicamente los recientes ataques a las refinerías saudíes.

El texto publicado en la página web de la cancillería, dice que “condenamos decididamente los ataques contra los blancos civiles, la destrucción de la infraestructura social y económica, cualquier acción capaz de romper el equilibrio de demanda y oferta de hidrocarburos y provocar una nueva ola de inestabilidad en el mercado global de hidrocarburos que entrañe las consecuencias negativas para la economía global”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here