En un comunicado, la Arquidiócesis de México informa que el Cardenal Norberto Rivera tomó la decisión de recibir la atención médica en
el sector privado.

Aclara que la Vicaría del Clero es la instancia de la Arquidiócesis encargada de acompañar a los sacerdotes y obispos durante su enfermedad, manteniendo contacto, apoyando, y dando seguimiento a su estado de salud.

Explica en el texto que, en los casos que requieran hospitalización, la atención como la tuvo Mons. Francisco Daniel Rivera, Obispo Auxiliar, y los demás sacerdotes que lo han requerido se brinda a través de hospitales del sector salud, aquellos hospitales privados que están en el convenio establecido por las
autoridades gubernamentales, y los hospitales temporales
transformados para la atención de pacientes Covid-19.

Apunta que la decisión de que los obispos y sacerdotes reciban la atención médica por Covid-19 en dichos hospitales la ofrecemos ante la situación económica que vive la Iglesia en el país y en comunión y solidaridad con lo que viven miles de mexicanos durante esta pandemia y a los que acompañamos a través de nuestra oración diaria.

Menciona el Arzobispado que aquellos obispos y sacerdotes contagiados de Covid-19 que deseen llevar seguimiento de su enfermedad a través de otros medios pueden hacerlo, con recursos propios o los apoyos que puedan otorgarles las personas allegadas a ellos.

En el caso del Cardenal Rivera, el Cardenal Carlos Aguiar designó a un sacerdote que ha estado desde un inicio al pendiente de las necesidades de nuestro Arzobispo Emérito.

Por otro lado, Higo Valdemar, quien fuese el vocero del Cardenal Rivera, informó que está delicado de salud e intubado

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here