De acuerdo con Renata Dwan, directora del Instituto de las Naciones Unidas de Investigación sobre el Desarme, la comunidad internacional afronta ahora más riesgo asociado al uso de armas nucleares que en cualquier momento después de que terminara la Segunda Guerra Mundial.

En entrevista con la agencia Reuters, expresó que “creo que es realmente un llamado a reconocer, y esto ha estado perdido en cierta medida en la cobertura mediática, que los riesgos de una guerra nuclear son especialmente altos ahora y los riesgos del uso de armas nucleares […] son mayores ahora que en cualquier momento desde la Segunda Guerra Mundial”.

Esta aseveración incluiría el difícil episodio vivido por el mundo a principios de los década de los 60  cuando la histórica crisis de los misiles entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

La experta destaca entre las causas de este riesgo, la competición “estratégica” entre Estados Unidos y China, la modernización de programas nucleares por los Estados que poseen este tipo de armamento, la creación de “nuevas tecnologías que borraron la línea entre la ofensiva y defensa”, así como las actividades de grupos armados y las fuerzas no estatales”.

Dwan apuntó que debido a dichos factores, las tradicionales medidas para el control de armas “se están erosionando”, y precisó la importancia de tomar medidas para disuadir la proliferación de armas nucleares.

La funcionaria de Naciones Unidas agregó que, “cómo pensamos en eso, y cómo actuamos sobre ese riesgo y la gestión de ese riesgo, me parece bastante significativo, y una cuestión urgente que no se refleja plenamente en el Consejo de Seguridad”, explicó.

El instituto de investigación UNIDIR, creado en el 1980 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, se ocupa de las cuestiones de la seguridad internacional y contribuye a los esfuerzos para el desarme.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here