Investigadores de las Universidades suecas de Uppsala y de Orebro afirman que los elevados niveles de bifenilos policlorados en la sangre están asociados con la muerte prematura, luego de realizar un estudio con más de 1.000 personas de 70 años de edad.

Los resultados mostraron que los individuos con los niveles más altos de bifenilos con muchos átomos de cloro en  la sangre tenían un exceso de mortalidad del 50%, especialmente por enfermedades cardiovasculares, en comparación con los otros grupos.

Esto representa unas 7 muertes adicionales durante un período de seguimiento de 10 años.

Monica Lind, investigadora de la Universidad de Uppsala, citada por la revista Medical Express, dijo que “los humanos obtenemos la mayoría de los bifenilos de los alimentos. Estas sustancias son liposolubles y se encuentran principalmente en alimentos grasos de origen animal como el pescado, la carne y los productos lácteos”.

Según la Agencia Nacional de Alimentación de Suecia, hay concentraciones particularmente altas de bifenilos en peces grasos como el arenque del Báltico y el salmón salvaje capturado en zonas contaminadas, como el mar Báltico, el golfo de Botnia y los lagos Vanern y Vattern, añade la investigadora.

Sin embargo, los científicos no afirman que haya que evitar totalmente estos alimentos, sino que recomiendan reducir su consumo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here