Científicos de la Universidad estatal de Pensilvania descubrieron que las papas, que generalmente se consideran un producto poco recomendable, pueden ayudar a mejorar nuestra salud.

Un grupo de especialistas llevó a cabo un experimento en el que dividieron a los voluntarios en dos grupos: uno se alimentó durante cuatro semanas con una guarnición de grano refinado, incluido arroz blanco, y el otro con papas al vapor o al horno.

Después de eso, los científicos midieron los marcadores de riesgo cardiometabólico de los participantes en el experimento, incluidos los niveles de glucosa en plasma, insulina sérica, colesterol y presión arterial.

En la conclusión del estudio, resultó que aquellos que comieron papas tenían mejores resultados que el grupo que comió guarniciones de grano.

El estudio está publicado en el British Journal of Nutrition.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here