Un nuevo incidente protagonizado por el presidente venezolano Nicolás Maduro ha sido motivo de críticas, esta vez de parte de periodistas y dirigentes de organizaciones de derechos humanos.

Y es que anoche, la cadena estadounidense Univisión informó que el Gobierno de Maduro retuvo de manera arbitraria a Ramos por espacio de 3 horas en el Palacio de Miraflores, para luego liberar tanto a Jorge como a otros 5 periodistas.

Los comunicadores retenidos en Miraflores  fueron María Martínez, Claudia Rondón, Francisco Urreiztieta, Juan Carlos Guzmán, Martín Guzmán, además de Ramos.

Jorge Ramos Ávalos acudió a la sede del gobierno de Venezuela para entrevistas al mandatario, pero al parecer, a Maduro le incomodaron bastante las preguntas, así que paró la conversación.

Univisión, agregó que, no conforme con ello, Maduro decidió además de suspender la grabación, “decomisar los equipos y retener a los periodistas”.

Luego del incidente, los periodistas de la cadena norteamericana retornaron a un hotel en Caracas, sin poder hacer su trabajo ya que no hubo entrevista y el material grabado se quedó en poder de Maduro. También les quitaron los equipos de televisión y los teléfonos móviles.

José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch en América, había alertado sobre la situación al informar de lo que sucedía en Miraflores y exigir la liberación de los 6 periodistas. de hecho, incluyó en el tuit al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y a la cancillería mexicana, señalando que no podían “quedarse en silencio cuando un ciudadano mexicano ha sido retenido por la dictadura”

La Secretaría de Relaciones Exteriores dijo en un comunicado que mantenía seguimiento puntual a lo ocurrido en Caracas al periodista Jorge Ramos Ávalos y al camarógrafo Martín Guzmán Monroy, ambos de nacionalidad mexicana, así como al resto de su equipo.

El Gobierno de México confirmó por medio de sus representaciones en el exterior y de Univisión Noticias, que el grupo de periodistas fue liberado tras ser detenido en el Palacio de Miraflores. Los ciudadanos mexicanos y el resto de los periodistas se encuentran a salvo.

Añade el texto que México ha presentado su protesta y preocupación al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela por lo ocurrido, y solicitado se restituyan equipo y materiales a Ramos y a sus colaboradores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here