La empresa de redes sociales Facebook anunció este miércoles en un comunicado oficial que ha decidido aplicar restricciones a las transmisiones en vivo tras los ataques terroristas ocurridos el pasado mes de marzo en Nueva Zelanda.

A partir de ahora, quienes han violado reglas de la red social, y en especial de su política contra individuos y organizaciones peligrosas, tendrán restringido el uso de Facebook Live.

La compañía de Mark Zuckerberg indica que “a partir de ahora, a cualquier persona que viole nuestras reglas más serias se le restringirá el uso de Facebook Live por períodos de tiempo establecidos ―por ejemplo, 30 días― a partir de su primera infracción”

“Por ejemplo, alguien que comparte un vínculo con una declaración de un grupo terrorista sin contexto, ahora será bloqueado inmediatamente para usar el Live durante un período de tiempo determinado”, advierte el mensaje.

La empresa agrega que planea extender las nuevas restricciones a otras áreas en las próximas semanas, evitando que las personas señaladas creen anuncios en Facebook.

Asimismo, invertirá 7,5 millones de dólares en la investigación y creación de tecnologías más avanzadas para identificar rápidamente las versiones editadas de videos e imágenes violentas y para evitar que estas se compartan en la plataforma.

La decisión tiene su origen en los hechos del pasado 15 de marzo, cuando el australiano Brenton Tarrant mató a balazos a 50 personas en la mezquita Masjid Al Noor de la ciudad neocelandesa de Christchurch, escenas que el asesino transmitió en tiempo real vía Facebook.

La señal tardó en ser bloqueada, y las fuertes imágenes se divulgaron por Internet siendo descargadas más de 1,2 millones de veces en un día, aunque esos videos posteriormente fueron eliminados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here