No pasaron muchas horas luego del anuncio del presidente Donald Trump en el sentido de aplicar nuevos aranceles a China en septiembre, para que el país asiático respondiera.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, dijo en conferencia de prensa que como respuesta a la intención de la parte estadounidense de imponer un arancel adicional del 10% a las importaciones chinas por valor de 300 mil millones de dólares, que se trata de una grave violación del consenso alcanzado en la reunión de jefes de los 2 países en Osaka, y se desvía del camino correcto.

Hua señaló que no es propicio para resolver el problema, y que China está muy insatisfecha y se opone enérgicamente, advirtiendo que si Estados Unidos lleva las medidas arancelarias a la práctica, su país tendrá que tomar las contramedidas necesarias para defender sus intereses centrales y los intereses fundamentales del pueblo.

Puntualizó que todas las consecuencias serán asumidas por Estados Unidos, y que China “no aceptará ninguna presión extrema, intimidación y chantaje. No cederemos ni una pulgada en asuntos importantes. Espero que Estados Unidos reconozca la situación, abandone sus ilusiones, corrija sus errores y regrese al camino correcto para resolver problemas a través de consultas basadas en la igualdad y el respeto mutuo.”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here