En un comunicado, la Coparmex de la Ciudad de México reconoce la apertura al diálogo y la colaboración entre el Gobierno de la Capital y las empresas del sector restaurantero ante el acuerdo alcanzado en beneficio de la reactivación económica, el mantenimiento de miles de empleos y el cuidado de la salud.

Aseguran los empresarios que entienden que estamos ante una realidad crítica en la Capital, en un momento que exige unidad y trabajo conjunto para sacar a la Ciudad de las diversas crisis que enfrenta. En este sentido, están convencidos que el Gobierno encabezado por Claudia Sheinbaum, no debe trabajar solo.

Para la patronal, se hacen más vigentes que nunca las propuestas que han enviado al Gobierno de la Capital para reactivar la economía, los negocios y recuperar miles de empleos que se han perdido a consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el COVID 19.

A su juicio, en las empresas diferentes al giro restaurantero el dilema no es necesariamente “abrir o morir”, pues no compartimos las mismas condiciones de generación de empleo y recursos que los restaurantes, pero lo que compartimos es la necesidad de sobrevivir y no perder puestos de trabajo mientras está vigente el semáforo rojo y la pandemia misma.

Para este propósito, es necesario el apoyo del Gobierno de la Ciudad y la atención en3 de las propuestas que COPARMEX Ciudad de México ha realizado.

**Elaboración entre empresarios y gobierno del Protocolo Empresa Segura, en el que se dictarán reglas de operación y procesos que empresas formales deban seguir para que de manera paulatina, puedan abrir y reactivar sus actividades.

**Implementación de un salario solidario por paro técnico provocado por semáforo rojo, conformado por la aportación conjunta de 2 salarios mínimos (uno por el empresario y otro por el Gobierno de la Ciudad) a entregarse directamente a los trabajadores de las empresas que laboran formalmente en el sector servicios en actividades consideradas no esenciales. S trataría de un pago único para soportar el tiempo aproximado en que se implementará el semáforo rojo, dirigido a aquellos trabajadores que perciben hasta 3 salarios mínimos, los cuales tienen el riesgo de perder sus empleos formales ante las medidas sanitarias de confinamiento. El impacto presupuestal de esta medida es de 2 mil 553 millones de pesos y beneficiaría aproximadamente a 600 mil 564 trabajadores.

**Exención temporal para los siguientes seis meses del Impuesto Sobre Nómina  para todos los nuevos empleos que se generen en la Ciudad, medida que tendría un impacto para las finanzas públicas de la Ciudad, sería por un monto aproximado de 728 millones de pesos.

Añade Coparmex capitalina que con tales apoyos, mantener un cierre temporal mientras las condiciones críticas de esta pandemia así lo exijan, permitirá que el trabajador tenga un ingreso y las empresas no estén en peligro de desaparecer.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here