Luego de los hechos violentos ocurridos el pasado viernes en la zona de metro Insurgentes y la zona rosa durante una manifestación de protesta por parte de mujeres, el Presidente Andrés Manuel López Obrador apoyó la decisión de no usar la fuerza pública que tomó la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Durante su conferencia mañanera de este lunes en Palacio Nacional, el mandatario respaldó la determinación del gobierno capitalino no reprimir la protesta de las mujeres en demanda de poner fin a las violaciones y feminicidios, y dijo que “no hay que usar la fuerza, como decía Juárez todo por la razón y le derecho, nada por la fuerza. Prohibida la represión”.

Expresó que no es un gobierno autoritario y que intentarán persuadir que no se use la violencia, pues no cree en la violencia como alternativa. La paz y la tranquilidad son fruto de la justicia, dijo el jefe del ejecutivo federal.

Sin embargo, hizo un llamado a quienes se manifiesten para respetar el patrimonio histórico y aprovechó para pedir respeto a los informadores que cubren las movilizaciones porque los reporteros no tienen culpa alguna aunque sean válidas las diferencias con medios de comunicación.

El presidente se preguntó que tiene que ver un movimiento que reivindica una causa justa con la destrucción, y por qué no se puede hacer una movilización de manera pacífica, e hizo el llamado a que quienes se manifiesten deben hacerlo sin violencia y cuidando el patrimonio cultural.

López Obrador nacional demandó no vandalizar en monumentos como el Ángel de la Independencia, en avenidas como Paseo de la Reforma, al tiempo que se preguntó cómo no respetar eso al hablar de las estatuas, donde están nuestros héroes que lucharon en la reforma, en la intervención.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here