Organizaciones no gubernamentales de rescate de migrantes en aguas del Mediterráneo siguen muy activas  y se reporta que en las últimas horas el barco Alan Kurdi, de la alemana Sea Eye, rescató a 84 migrantes, en tanto que el famoso Ocean Viking, de Médicos Sin Fronteras y de SOS Mediterranée hizo lo propio con 60 personas más.

Sea Eye reportó el rescate de 44 personas en un primer operativo, entre ellas 21 mujeres y 3 niños, que estaban en un barco a la deriva. Posteriormente y luego de recibir una nueva alerta, rescató a otras 40 personas, entre ellas “3 niños pequeños” y “una mujer inconsciente” que ingresada de inmediato al hospital que tiene la embarcación.

La condición de la mujer mejoró según una doctora a bordo del barco, pero señaló por otra parte que “un bebé de 8 semanas se encuentra muy débil” y no había bebido agua durante 2 días, por lo que se solicitó a las autoridades de Malta la evacuación urgente de estas personas.

Médicos Sin Fronteras afirma por su parte en su cuenta de Twitter que las personas se encontraban en un bote de madera “severamente hacinado e inestable” a unas 60 millas náuticas de la costa de Libia. Entre ellas había “un bebé de 3 meses y su hermano de 3 años”.

Esta semana, el atunero español Aita Mari, reconvertido en buque de salvamento, rescató a 78 migrantes y pudo desembarcar en el puerto de Pozzalo en Sicilia. Más aún, el barco de la ONG española Open Arms llegó al puerto italiano de Taranto con 62 personas rescatadas en el mar.

Según la Organización Internacional de las Migraciones, un total de 91 mil 568 migrantes y refugiados han llegado a Europa por el Mediterráneo en lo que va de año y 1.091 han muerto al intentarlo. (Afp(Efe)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here