Las pruebas realizadas al dirigente opositor ruso Alexéi Navalni en Alemania, indican que fue envenenado en Rusia con una sustancia de la familia Novichok, dijo este miércoles el Gobierno alemán.

Steffen Seibert, portavoz del Gobierno alemán, instó al Gobierno ruso a explicar el incidente, y explicó que “un laboratorio especial de la Bundeswehr llevó a cabo una prueba toxicológica con muestras de Alexei Navalni. Esto proporcionó una evidencia inequívoca del uso de un agente químico nervioso del mismo grupo que Novichok”,.

El Gobierno federal alemán “notificará a sus socios de la Unión Europea y la OTAN sobre los resultados de la investigación a través del Ministerio de Exteriores por canales previstos para ello” y debatirá con ellos una “reacción conjunta” al respecto, expresó el vocero.

Se prevé que el Gobierno de Alemania se ponga en contacto también con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, y el Ministerio de Exteriores “informará al embajador ruso sobre los resultados de la investigación”.

El Gobierno alemán condenó el ataque y llamó a Rusia a “aclarar inmediatamente lo ocurrido”.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, declaró que Berlín no ha informado a Moscú sobre sus conclusiones respecto al caso.

Médicos del hospital universitario Charité-Universitätsmedizin de Berlín, que ahora se encargan del tratamiento del opositor ruso, afirman que el paciente continúa mejorando, aunque su recuperación llevará tiempo. “Alexéi Navalny sigue siendo tratado en una unidad de cuidados intensivos y permanece conectado a un ventilador”, dice un comunicado del hospital.

El 20 de agosto, Navalny se sintió mal durante un vuelo de la ciudad rusa de Tomsk a Moscú, lo que obligó a los pilotos a realizar un aterrizaje de emergencia en Omsk. El opositor fue hospitalizado y puesto en coma inducido, y la portavoz del dirigente, Kira Yarmysh, afirmó que los médicos de la ambulancia le dijeron que Navalny sufría una intoxicación, y supuso que habría sido envenenado con alguna sustancia puesta en su té, lo único que había tomado por la mañana en el aeropuerto.

Dos días después de su hospitalización en Omsk, Navalni fue trasladado al hospital Charité de Berlín, en un avión medicalizado fletado por la ONG Cinema for Peace.

El vicedirector del departamento de anestesiología y reanimación del Centro médico ruso Pirogov, Borís Teplij, dijo a la agencia Sputnik que la versión presentada por los médicos alemanes fue analizada por especialistas rusos al principio pero no se confirmó.

Seguidores del opositor acusan al Kremlin de estar detrás del estado de salud del opositor, algo que el portavoz presidencial Dmitri Peskov ha negado y  calificado de “ruido vacío”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here