Dos relatoras especiales sobre ejecuciones extrajudiciales de la ONU han pedido una investigación internacional urgente sobre el envenenamiento del opositor ruso Alexei Navalny y urge a que le “liberen inmediatamente” de prisión.

Las expertas investigaron durante 4 meses y creen que las evidencias apuntan a una “probable implicación” de oficiales del Gobierno ruso.

“Creemos que el envenenamiento de Navalny con Novichock se pudo llevar a cabo deliberadamente para enviar un mensaje claro y siniestro de que ese sería el destino de cualquier persona que criticara o se opusiera al Gobierno. El Novichock se escogió precisamente para causar miedo”, de acuerdo con las relatoras.

En una carta oficial enviada a las autoridades rusas en diciembre, cuyos detalles se conocieron hoy al cumplirse 60 días de cláusula de confidencialidad, las relatoras Agnès Callamard e Irene Khan indicaron que “los conocimientos necesarios para manejarlo y desarrollar nuevas modalidades de Novichok como la hallada en las muestras tomadas a Navalniy sólo pueden encontrarse en actores estatales”.

“Dada la respuesta inadecuada de las autoridades nacionales, el uso de armas químicas, y el aparente patrón repetido de asesinatos selectivos, creemos que una investigación internacional debe llevarse a cabo urgentemente”, subrayaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here