Desde la óptica del relator especial de la ONU sobre tortura, Nils Melzer, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha sido sometido a torturas psicológicas.

La agencia de noticias Reuters cita que Melzer visitó a Assange a principios de mayo, y que concluyó tras su encuentro con el australiano que el fundador de WikiLeaks “muestra todos los síntomas de una persona, expuesta a maltrato psicológico prolongado, incluso estrés extremo, ansiedad crónica y trauma psicológico intenso”.

Metzer explica que “el señor Assange ha sido expuesto durante varios años a formas progresivamente severas de trato o castigo cruel, inhumano o degradante, cuyos efectos acumulativos sólo pueden describirse como tortura psicológica”.

Asimismo, el relator especial de la ONU sobre tortura acusó a Reino Unido, Estados Unidos, Suecia y Ecuador por su “incesante y desenfrenada campaña de acoso público, intimidación y difamación” en contra de Assange.

De acuerdo con Melzer, el creador de WikiLeaks no debe ser extraditado a Estados Unidos porque sus derechos podrían verse gravemente conculcados.

“Mi preocupación más urgente es que en Estados Unidos el señor Assange quedaría expuesto al riesgo real de graves violaciones de sus derechos humanos, incluida la libertad de expresión, el derecho a un juicio justo, así como la prohibición de la tortura y otros tratos crueles, castigos inhumanos o degradantes”, agregó  Melzer.

También se dijo sorprendido de “ver que el día en que fue arrestado fue llevado inmediatamente a la corte después de pasar seis años en la Embajada y luego fue condenado. En un estado de derecho normal, se esperaría que a alguien que es arrestado se le dieran al menos un par de semanas para preparar su defensa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here