El pasado 19 de febrero, alrededor de 40 mil personas del equipo italiano Atalanta se trasladaron de Bérgamo a Milán para animar a su equipo durante el encuentro con el Valencia en el estadio de San Siro, coincidiendo en un espacio cerrado con unos 2 mil 500 seguidores del club español.

Más de un mes después, cuando Italia y España son los países más afectados por el coronavirus en Europa y el mundo, ese partido de la Champions League se encuentra bajo la lupa, y hay quienes señalan que podría ser la explicación de por qué Bérgamo se convirtió en uno de los epicentros del brote y por qué un tercio del equipo español dio positivo por covid-19.

El jefe de neumología del hospital de Bérgamo, Fabiano di Marco, dijo al diario Corriere della Sera. que ha escuchado muchas teorías, y que la suya es que “el 19 de febrero, 40 mil ciudadanos de Bérgamo acudieron a San Siro para el Atalanta-Valencia. En autobús, en auto, en tren. [Fue] una bomba biológica, desafortunadamente”

Ese día, el club italiano estableció su récord de asistencia con 45 mil 792 personas, según datos oficiales citados por AP, ya que su pequeño estadio en Bérgamo no cumplía con los requisitos de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol, por lo que el partido se disputó en la capital lombarda, Milán.

Por su parte, el capitán del equipo, el argentino Alejandro ‘Papu’ Gómez, expresó al diario Olé que haber jugado este partido “fue terrible”, y que en Bérgamo, “hay 120 mil habitantes y ese día fueron 45 mil al San Siro. Fue un partido histórico para el Atalanta, algo único, y fue una locura”.

Otro partido que podría estar bajo investigación sería el Liverpool-Atlético de Madrid en la vuelta de la fase de octavos de la Champions, celebrado ante estadio lleno en Liverpool, y al que acudió un buen número de seguidores del cuadro español, en momentos en los que la capital ibérica ya empezaba a registrar casos de coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here