El Gobierno de Irán informó este viernes que facilitará a todas las partes acceder a la investigación del accidente del Boeing 737 ucraniano que se estrelló en Irán el 8 de enero y que dejó un saldo de 176 muertos.

El representante oficial del Gobierno iraní, Ali Rabie, dijo que “según las normas internacionales, representantes de la agencia de aviación civil del país en el que tuvo lugar el accidente, la agencia de aviación civil del país donde fue emitido el certificado de aeronavegabilidad, el propietario del avión el fabricante de la aeronave, y el fabricante del motor aeronáutico pueden participar en el proceso de investigación”, señaló el portavoz.

Además, Irán está dispuesto a dar acceso a la investigación a representantes de otros países cuyos ciudadanos murieron en la catástrofe.

El Boeing 737 de Ukraine International Airlines se estrelló minutos después del despegue desde el aeropuerto internacional de Teherán luego de que su motor se incendiara. Hasta ahora, la hipótesis de las autoridades iraníes es que el avión se incendió en el aire antes de estrellarse.

Ali Rabiei respondió a las acusaciones sobre el presunto derribo accidental con misiles del avión ucraniano, y descartó esa tesis, pues “nadie asumirá la responsabilidad de una mentira tan grande una vez que se sepa que esa acusación era fraudulenta”.

El presidente Donald Trump, dijo el jueves que albergaba “sospechas” sobre la catástrofe aérea, y sugirió que “alguien podría haber cometido un error”. A su vez, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, acusó directamente a Teherán del derribo no intencionado del Boeing ucraniano,

Ali Rabiei calificó las declaraciones de “falacias” difundidas en el marco de “una operación psicológica del Gobierno de Estados Unidos y de quienes lo apoyan”, y un “insulto” para las familias de las víctimas del accidente.

La televisión estatal iraní mostró imágenes de las 2 cajas negras recuperadas del avión ucraniano siniestrado la madrugada del miércoles a las afueras de Teherán.

Las imágenes muestran 2 dispositivos dentro de una caja de madera que supuestamente contenía la grabadora de voz de la cabina y la grabadora de datos de vuelo. Ambas cajas negras habrían sido dañadas en el accidente, pero se espera que su contenido pueda ser descargado y examinado por las autoridades.

Rusia estima por su parte que no existen aún suficientes fundamentos para atribuir la responsabilidad del siniestro del Boeing ucraniano a la parte iraní, dijo el viceministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov. “Es necesario dejar que los especialistas analicen la situación y saquen ciertas conclusiones”, comentó el funcionario ruso.

Mientras tabnto, siguen surgiendo videos en redes socales con presuntas imágenes del Boeing 737-800 ucraniano, y en donde se aprecia un punto brillante en el cielo nocturno antes de que se produzca una gran explosión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here